09 Oct

Transformando inquietud en progreso

 

Thomas Edison And Henry Ford

Thomas Edison And Henry Ford (Photo credit: Tom Raftery)

La inquietud genera descontento y el descontento es la mayor fuente de Progreso.

Thomas A. Edison

Esta frase es una de las que más me ha hecho pensar en la necesidad de un cambio en la forma en que desarrollamos el trabajo en las empresas. Ahora todo el mundo habla de productividad pero pocos se plantean que la solución a nuestros males no es trabajar más sino trabajar mejor. Estamos pasando una gran época de inquietud, quizás todos pensemos que hemos tenido muy mala suerte, pero como decía Edison puede que de todo esto salga finalmente un verdadero progreso en diversos frentes.

Las épocas de crísis y descontento producen cambios de mentalidad en la las personas y por lo tanto en la sociedad, todos en España recordamos como nuestros padres y sobre todo nuestros abuelos y abuelas ajustaban sus presupuestos y procuraban gastar en lo relevante. Claro que ellos habían vivido una guerra, la escased, las cartillas de racionamiento nosotros no tenemos su experiencia ¿verdad? ¿o sí?. Si hacemos caso de la teoría de la epigenética puede que estemos más preparados de lo que parece para adaptarnos a la situación de contracción económica que vivimos.

El mantra de la productividad es desde luego el epicentro de la discusión sobre el futuro de España (junto con el cambio del modelo productivo). Y desde luego tenemos mucho que mejorar en este aspecto, la realidad es que trabajamos mucho y somos poco productivos, ¿cúal es la solución a esto? bueno si solo se trata de mejorar la estadística podemos estar tranquilos, si sigue subiendo el paro lo más probable es que los números mejoren, pero es evidente que este no es el mejor camino posible. Creo que debemos centrarnos en la racionalización del trabajo, la aplicación de estándares tanto en las áreas de operativas como estratégicas de las empresas (grandes y pequeñas, la PYME tiene mucho camino que recorrer en esto), crear áreas de Arquitectura Empresarial dentro de las compañías y en definitiva mejorar los aspectos de ejecución, ya que en la inventiva, en la improvisación y en la capacidad de adaptación creo que vamos sobrados. Pero por favor, hagamos un esfuerzo en terminar y rematar lo que empezamos, una buena idea necesita ejecución.

La foto de esta entrada no es circustancial, tenemos a dos genios conversando: uno un gran visionario, Edison. El otro un gran ejecutor, Ford. La idea subyacente es que necesitamos ambas cosas para salir de esta crisis. Esta vez no bastará con algo de buena suerte o mejor dicho habrá que buscarla y seguro que llegaremos a la misma conclusión que Thomas Jefferson, tercer presidente de los EE.UU.:

Yo creo bastante en la suerte. Y he constatado que, cuanto más duro trabajo, más suerte tengo

Existen tambien otros factores que afectan a la competitividad, algunos que pueden parecer a priori extraños, por ejemplo la falta de ética y la corrupción,  si queréis profundizar en ellos os recomiento este articulo de la revista Nature que analiza desde el punto de vista probabilístico la posibilidad de que un país mejore su productividad. Dejando a un lado la parte matemática, que puede asustar un poco, las conclusiones son muy interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *