11 Oct

Ya no es suficiente con saber de IT

Que el mundo de las Tecnologías de la Información esta cambiando frenéticamente es fácil de entender, lo que quizás no lo es tanto es porqué los que las gestionan tienen tanto miedo a ese cambio. Se supone que los profesionales de este medio deberíamos estar casi genéticamente predispuestos a adaptarnos a las nuevos tiempos, sin embargo no es así en muchos casos. ¿Porque ocurre esto?

Me voy a aventurar con una hipótesis: La teoría del rey destronado. Los que tengan hijos sabrán a qué me refiero. Cuando alguien siente peligrar su “status quo” tiene una tendencia irreflexiva a oponerse al cambio, sobre todo cuando es otro el que impulsa el cambio (“¿por qué papa y mama han decidido tener un hermanito?, con lo bien que estaba yo sin tener que compartir nada”). En el mundo de las TI esta ocurriendo que los cambios en los modelos de gestión y uso estan siendo impulsados desde fuera de las TI… y eso duele…

Algunos contestaréis inmediatamente que no es cierto, porque hay cosas como ITIL e ISO 20000 que contradicen lo que yo digo, pero no os engañéis: esos marcos y estándares se enfocan en que hacer que el departamento de TI funcione internamente con un enfoque de servicio al usuario, normalmente interno, esto nada tiene que ver con conseguir que las TI sean un facilitador del negocio, que aporten algo de valor a la cadena. A estas alturas de la película la vocación de servicio y la aplicación de mejores prácticas es como el valor en el ejercito: se da por supuesto. Lo importante es conseguir aportar valor y para esto no vale con saber de Cloud Computing (que también), hacen falta gestores de TI conocedores del negocio y de las herramientas modernas de gestión empresarial.

Esta es la razón por la cual es cada vez más habitual que grandes compañías busquen perfiles no TI para designar al CIO. El CIO tradicional conocedor de las tendencias de TI, de cada rincón de su CPD, de cada aplicación de negocio, es una especie en extinción por mucho ISO 20000 o ITIL que ponga en práctica. Hasta ahora se ha podido vivir de las rentas de la automatización de procesos, de la oficina sin papeles, etc …, porque vivíamos en la era industrial, pero ahora estamos en la sociedad del conocimiento y no es tan obvio como se aporta valor al negocio, por ello muchos CEOs van a preferir como CIO a alguién que sepa mucho de negocio y algo de tecnología que viceversa. No quiero decir que esté de acuerdo con esta tendencia, pero si que la comprendo. Lo ideal es alguien que aglutine ambos perfiles y de esta manera maximizar el valor que aporta a la compañía, pero eso no es sencillo, por lo tanto se optará por la solución menos de menos riesgo que es utilizar a alguién procedente del negocio.

Sin embargo no todo esta perdido para los que vienen del mundo de la TI, pienso que si se quitan el síndrome del rey destronado y se suben a la ola del cambio en vez de verse arrastrados por ella pueden no solo sobrevivir, sino tomar posiciones mucho más relevantes en las organizaciones. La Tecnología sigue siendo muy compleja (por mucho que el difunto Steve Jobs nos lo haya querido poner fácil) y un CIO tecnólogo siempre será un valor seguro para evaluar correctamente los riesgos y las ventajas para el negocio de la adopción de determinadas soluciones de TI. La clave esta en el modelo de gestión, hay que hablar el lenguaje de la empresa, ver la TI como una inversión más o mejor dicho como una parte de cada inversión que hace la empresa. No es tan complicado y como decia Einstein:

Lo mas absurdo del ser humano es querer que algo cambie y seguir haciendo lo mismo

Suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *